Situada en el corazón de Roma y unida a la tierra firme por dos puentes, el puente Fabricio y el puente Cestio, la isla Tiberina, con su característica posición en el centro del río, es una verdadera atracción, sobre todo si se visita de noche, con el romántico panorama del Tíber bajo la luz de la luna. La isla forma parte del barrio XII, llamado Ripa. Es célebre por haber albergado, en época republicana, el Templo de Esculapio, el dios griego de la medicina, y, actualmente, sigue estando fuertemente relacionada con el mundo de la medicina ya que en ella se encuentran dos hospitales, el Fatebenefratelli o de San Juan Calibita, creado en el s. XVI, y el Israelita.

 

                       

 

Desde la isla Tiberina, cruzando el puente Fabricio, puente romano construido en el año 62 a. C. por Lucius Fabricius, curator viarum aquel año, y todavía en perfecto estado, se accede a la judería.

 

Aunque está situado en una zona muy céntrica de Roma, el Gueto, una pequeña ciudad dentro de la ciudad, es una meta turística poco conocida, que solo disfrutan muy pocos. La visita al barrio, sugestiva y al mismo tiempo impactante, se desarrolla en el área ocupada a partir del s. XVI por un grupo de judíos procedentes de otras zonas de Roma, de toda Italia y de España, de donde habían sido expulsados.

 

En 1555, el papa Pablo IV, en un clima de fuerte oposición a la Reforma Protestante y de feroz endurecimiento de las persecuciones contras todas las herejías y las fuerzas destructoras de la Iglesia, ordenó crear el Gueto de Roma y, además de redactar la bula Cum nimis absurdum, que obligaba a los judíos a vivir en un área bien precisa, tomaba una serie de normas odiosas, entre las cuales la de llevar un signo distintivo de color amarillo. El área ocupada por el Gueto era muy pequeña: no más de tres hectáreas, desde la actual calle del Portico d'Ottavia hasta plaza de las Cinque Scole y el río Tíber, en aquella época sin bancales. Las condiciones de vida eran deshumanas y los numerosos judíos vivían apiñados dentro de viviendas húmedas y oscuras, con el peligro constante de que el Tíber se desbordase. El Gueto de Roma fue el último que se abolió en Europa Occidental, concretamente en el año 1883.

 

Visitaremos los principales monumentos de la zona, como el Pórtico de Octavia, donde se encontraba antiguamente el forum piscium, un miserable mercado de pescado, y la plaza Mattei con la famosa Fuente de las Tortugas, dando una ojeada a los locales que proponen la típica cocina hebraica romana kosher representada magistralmente por platos como las alcachofas al estilo judío o el pastel de anchoas y endivias.

 

Durante la ruta, también recordaremos los acontecimientos más tristes y los episodios más negros de la ciudad, como la acción de limpieza y deportación de los judíos que tuvo lugar el 16 de octubre de 1943 durante la ocupación alemana.

 

Solo nos cabe desearles... ¡Shalom aleichem!

 

Duración: 1:45 h.

 

Cita en la isla Tiberina, enfrente de la basílica de San Bartolomeo; la ruta termina en la Piazza delle Cinque Scole. Precios de la visita: 30 € para adultos, 20 € para menores de 18 años y gratis para menores de 16 años. Para más información y reservar, llamar a los números fijos 0692939974 o 0766840578 o al móvil 3281640180, o enviar un correo electrónico a segreteria@romoloeremo.com, proporcionando todos los datos para que nos podamos poner en contacto; pago directamente al guía, que llevará un cartel de Romolo e Remo.

Sei a 12 ore dall'evento e non è possibile più prenotare via e-mail. Contattaci ORA al numero 0692939974 per verificare la disponibilità